Javier Escribano, una vida a tu lado


Grupo Escribano nació en 1998 de la mano de Javier Escribano, quien, en solitario, inició su andadura ofreciendo servicios de pintura. Estos primeros años en los que, como profesional que empieza, sus únicos activos fueron la ilusión, energía y buen hacer, sabiendo que su futuro dependería de los valores con los que ejerciera su profesión y calidad en la ejecución de los trabajos.

Todo el pequeño beneficio que fue generando esos primeros años se invirtió en la empresa, sabiendo que los activos tangibles eran necesarios para consolidarse y responder al cliente, cuya fidelización sería su eje fundamental en la estrategia de la empresa. Años más tarde, todo ese esfuerzo fue dando sus frutos, los objetivos se cumplieron y ya disponía de su propia empresa, Pinturas Escribano, dedicada fundamentalmente a la rehabilitación de fachadas y servicios de pintura en general.

Los últimos tiempos han estado marcados por la evolución de Escribano. Pinturas Escribano es hoy, Grupo Escribano, ampliando sus servicios en la construcción y reformas integrales, la rehabilitación de fachadas y el mantenimiento de comunidades.


Solidez y Garantía

CAMINAMOS CON PASO FIRME, APORTANDO SIEMPRE LA MAYOR CALIDAD Y SEGURIDAD.



Nuestro Equipo

TRABAJAMOS PARA CONSEGUIR TU MÁXIMA SATISFACCIÓN Y TRANQUILIDAD.


Fundación Escribano

Responsabilidad social y corporativa


Nuestra misión es lograr la igualdad de oportunidades para los niños y niñas más desfavorecidos. Con este fin impulsamos acciones solidarias para luchar contra la pobreza y la desigualdad, para ello nos regimos por valores tan importantes como: fomentar la tolerancia y la solidaridad entre personas, sociedades y pueblos, sin importar raza, sexo, religión, edad o condición socioeconómica; promover la libertad y la igualdad de todos los seres humanos, luchando contra la explotación y la pobreza, favorecer la responsabilidad y la sostenibilidad en el uso de nuestros recursos naturales, logrando un reparto justo de los bienes naturales con las áreas más desfavorecidas de nuestro planeta, y asegurarnos de una gestión autónoma y transparente de los recursos que recibimos, destinándolos de manera directa a los diferentes proyectos y acciones solidarias.
Además, la Fundación Escribano, lidera en Palma de Mallorca el proyecto “Peque Armario”, un proyecto de la Fundación Escribano para ayudar a las familias en situación de vulnerabilidad aportando ropa, juguetes o zapatos, todo para los más pequeños de la casa.

Pide tú presupuesto